Los Edulcorantes

portArtEndulcolorantes

L.N. Alma Belén Membrila Torres

ASOCIACIÓN MEXICANA DE DIABETES, A,C

Los cambios que se han dado en los modelos de la enfermedad durante ya algunas décadas y, probablemente, asociados a las modificaciones en los estilos de vida de la población, han generado un incremento en la prevalencia de enfermedades crónicas  como la obesidad, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico, etc  que, en definitiva, determinan un incremento en la morbi-mortalidad cardiovascular (1).Entre los factores alimentarios que contribuyen a la aparición de las ya mencionadas enfermedades crónicas  se encuentra el elevado consumo de azúcares y grasas. Como resultado al consumo de azúcar causante de obesidad, se ha incrementado el consumo de edulcorantes no nutritivos (2), debido a la necesidad por encontrar alternativas que permitan seguir gozando de un sabor dulce sin impactar en el peso corporal o niveles de glucosa en sangre.

El término edulcorante no nutritivo, hace referencia a aquel aditivo alimentario que es capaz de mimetizar el efecto dulce del azúcar y que, habitualmente, aporta menor cantidad de energía. Alguno s de ellos son extractos naturales  mientras que otros son sintéticos, en este último caso se denominas edulcorantes artificiales. (1)

El origen natural del edulcorante no nutritivo no implica mayor seguridad o eficacia, y en este sentido, existe una gran desinformación por parte del consumidor. Actualmente existe una gran variedad de edulcorantes no calóricos en el mercado y estos son en algunos casos más dulces que el azúcar común. Entre los edulcorantes más consumidos de forma habitual podemos nombrar a la sacarina, aspartame, sucralosa, estevia, ciclamato, y acesulfame de potasio, entre otros. El principio fundamental detrás del consumo de los edulcorantes no calóricos es que los individuos pueden consumir alimentos,  bebidas, helados, mermeladas, leches saborizadas, yogurt, etc. Sin el impacto a su peso o control glucémico.

Estudios a corto plazo muestran que los edulcorantes no calóricos especialmente en bebidas, pueden ser útiles para reducir el consumo de energía así como el peso corporal y disminuir el riesgo de diabetes tipo 2  y enfermedad cardiovascular, si se compara con la ingesta de azúcares.

El nivel de dulzor de la mayoría de los edulcorantes supera por un gran porcentaje al del azúcar por ejemplo la el Acefultame-K y el Aspartame son 200 veces más dulces que el azúcar, la Sucralosa es 600 veces más dulce  que el azúcar, la Sacarina 300 y el Stevia 100 veces más dulce que el azúcar sin proporcionar ninguna caloría (2), por lo que se requiere una cantidad mínima de los mismos para promover el mismo resultado que el azúcar regular.

Si bien es cierto, la información que se tiene en la actualidad acerca de los edulcorantes no es suficiente, sin embargo el consumo de estos productos aumenta de manera exponencial. La evidencia científica sigue avanzando para tener respuestas a las preguntas de muchos y aún falta mucho por investigar en cuanto a beneficios y efectos secundarios.

 

Bibliografía:

  1. García, J., Gracia, m., Casado, F. y García, A. (2013) Una visión global y actual de los edulcorantes. Aspectos de regulación. Nutrición Hospitalaria. 28(supl.4) ,17-31.
  2. Gonzalez, I., Barbosa, E., Toraya. A., Segura, Maira, Betancur, D. (2014) Evaluación de la inocuidad de Stevia rebaudiana Bertoni cultivada en el sureste de México como edulcorante de alimentos. Nutrición Hospitalaria. 30 (3) ,594-601.
  3. Servan ,R.´Poyatos, R., Rodriguez, J., (2014)Low and no calorie sweeteners(LNCS); myths and raalities. Nutricion Hospitalaria. 2(30) 49-55.