Alimentos para mejorar la salud de tu cabello

foto1_ArtCabello

Un cuerpo bien nutrido y saludable es sinónimo de belleza exterior, por eso, un cabello seco, quebradizo o graso puede ser, más allá de un signo estético, un indicio de desequilibrio o problemas en el interior del organismo.

Para corregir dichos signos de cabello dañado no es necesario utilizar infinidad de shampoos, acondicionadores o mascarillas, sino que los remedios naturales son, en este caso, los más afectivos. Entonces, es preciso que conozcamos cuáles son los nutrientes que pueden estar faltando cuando nuestro cabello no luce bien, para luego incorporarlos a la dieta y recuperar la belleza del pelo.

Aquí te dejamos 3 alimentos que  debes consumir para fortalecer tu cabello y regresarle el brillo y suavidad que ha perdido.

 

VEGETALES DE COLOR VERDE

fotoVerduras_ArtCabello

Los vegetales de hoja verde son excelentes para cuidar el cabello, pues aportan vitamina A y C que estimulan la segregación de las sustancias sebosas responsables de mantener el cabello hidratado y acondicionado de forma natural. Acelgas, lechugas, espinacas, berro, brócoli, mientras más intenso sea el tono de verde, más beneficiosos para nutrir y fortalecer el cabello.

 

LEGUMBRES

fotoCereales_ArtCabello

La biotina en una sustancia con el poder de fortalecer los folículos pilosos y tallos por lo que contribuye a reparar los cabellos debilitados. Legumbres como las lentejas, frijoles, arvejas, garbanzos, habas, o cualquiera de estos vegetales que crecen en vaina aportan proteínas, hierro, zinc y biotina, importantísimos para fortalecer el cabello y evitar que comience a quebrarse.

 

CÍTRICOS Y VITAMINA C

fotoFrutas_ArtCabello

El limón, la naranja, la toronja y todas las frutas ricas en vitamina C promueven el crecimiento del cabello y ayudan a mantenerlo saludable. La vitamina C tiene un papel clave en la producción de una sustancia conocida como colágeno, un compuesto necesario para mantener el cabello sano. Además, ayudan a suavizar, fortalecer e hidratar.

 

Nota por Adriana Ortiz