El primer día de clases

portIMG_6048

Empezar a escribir en un blog es complicado cuando no tienes claro lo que quieres transmitir. Este no es el caso porque me emocionaba mucho empezar a contarles mi experiencia en Sports World.

Primero les cuento que hago para que me conozcan tantito. Mi nombre completo es Gabriel Cuadros Esquivel, muchos me conocen como Cuadros pensando que es un apodo pero en realidad es mi primer apellido. Tengo 39 años aunque no se me notan mucho y durante muchos años he trabajado en estaciones de radio en la Ciudad de México. A veces en el departamento de promoción y en algunos otros proyectos como locutor de programas en vivo.

Mi familia siempre ha estado vinculada a los deportes, principalmente al béisbol y yo desde muy chico practiqué mucho deporte, todo el tiempo incluso cuando era adolescente tuve muy buena condición física sin pisar nunca un gimnasio.

Pero todo cambió cuando en una de las estaciones en las que trabajé pasaba mucho tiempo sentado en una camioneta. Desayunaba tacos de canasta, comía hamburguesas y cenaba tortas. Mis fines de semana era pura fiesta y así una rutina de 3 años. Ya cuando me di cuenta tenía panza, cero condición física y la ropa no me quedaba.

Lo único que pasó fue no me sintiera contento ni seguro de mi mismo así que como verán, he sufrido lo que muchos otros antes de tomar la decisión de ir a un gimnasio para empezar a cuidarnos no solamente para los demás, si no para nosotros estar felices saludables.

Esta serie de textos que hoy empezamos, será para contarles mi experiencia en mis visitas a los distintos Sports World  y de cómo una experiencia que parece solitaria se puede convertir en algo más divertido, en un lugar donde podemos encontrar compañeros y cómplices de distintas metas ya que no todos vamos a lo mismo ni tenemos las misma complexión para lograrlo.

fotoCuadros2

El primer día en el gimnasio es como el primer día de clases. Hay una sensación de soledad, no queremos preguntar nada para no parecer mensos pero debería ser todo lo contrario. Hay que recorrer todo el lugar, buscar la asesoría de los instructores y buscar a nuestro primer amigo! Al menos eso quiero hacer mi primer día y ya les contaré el siguiente mes como me ha ido.

¡Qué la fuerza los acompañe…siempre!

 

Nota por Gabriel Cuadros @cuadros