AYUNO INTERMITENTE

Es bien sabido que la reducción calórica es una de las mejores alternativas para perder grasa, el único inconveniente es que se ve comprometida la masa muscular en este proceso, sobre todo cuando no se está alimentando de forma correcta. Inclusive, varios estudios científicos han acreditado que la reducción calórica de la mano de una dieta correcta pueden prevenir y combatir padecimientos tales como la diabetes o la hipertensión.

Los últimos años ha habido una nueva corriente llamada “ayuno intermitente”, que básicamente consiste en dejar de comer por periodos prolongados de tiempo, sin comprometer tu ingesta calórica. Aún sin comprobación científica, las promesas del ayuno intermitente son que coadyuva a la pérdida de grasa corporal manteniendo la masa muscular, regula los niveles de azúcar en la sangre y elimina la adicción al azúcar.

 Existen varias líneas de acción para llevar a cabo los ayunos que en breve serán explicados, sin embargo es recomendable, si es que se desea poner en práctica alguna de estas alternativas, ser guiado por algún médico o algún especialista de la salud.

 Para que el ayuno funcione, es recomendable comer las calorías necesarias pero en un periodo de tiempo determinado y que la alimentación sea balanceada. Si se hace el ayuno con comida chatarra, por ejemplo, generará el efecto contrario: catabolización.

 Ayuno 5:2

 Este ayuno consiste en comer bien durante cinco días, sin restricción calórica pero sin comer más allá de sentirse satisfecho. Los otros dos días se consumen sólo líquidos preferentemente, o si se consumen sólidos no deben exceder de 500 kcal por día. Se probó que en ratones los protege frente a la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la diabetes y hasta la neurodegeneración.

 Ayuno 18:6

 Este consiste en consumir todos tus alimentos en un periodo de 6 horas del día. Las 18 horas restantes solo se pueden beber bebidas que no tengan calorías. Dado que el periodo de ayuno es prolongado, se sugiere siempre hacerlo bajo la supervisión médica, ya que en algunas mujeres generó algunos desequilibrios hormonales, sin embargo en hombres funcionó adecuadamente.

Ayuno 16:8

 Para llevarlo a cabo, se deben de consumir las calorías del día en una ventana de 8 horas. Este tipo de ayuno es de lo más practicados en la actualidad. Si realizas actividad física se recomienda incluirla en los periodos de alimento.

 Ayuno 14: 10

 Esta es una gran opción para comenzar a practicar el ayuno intermitente, y consiste en consumir tus calorías y alimentos del día en una ventana de 10 horas. El periodo de ayuno es importante integrarlo con el sueño, ya que de esta manera es mucho más fácil lograrlo.

 Ayuno “comer parar comer”

 Se trata de intercalar días en los que se come de forma regular y días enteros de ayuno. Es decir, se come lo que se desea el día que te toca comer, y al día siguiente no se comen calorías. Están permitidas las bebidas sin calorías como café, té, agua de sabor sin endulzar. El ayuno solo debe practicarse una o dos veces por semana.

Esta forma de alimentación que ha tomado relevancia a últimas fechas, se lleva practicando por milenios atrás, en muchas ocasiones como práctica religiosa. Aún hace falta más sustento científico para comprobar sus beneficios, sin embargo se ha visto que mejora la sensibilidad a la insulina, reduce la grasa corporal, mejora la secreción de la hormona del crecimiento, acelerando la síntesis de proteína y haciendo que la grasa esté disponible como fuente de energía.

 HAY QUE HACERLO BIEN.

 Muchas personas creen que el ayuno consiste en “saltarse una comida” y esto, como explicaba en un inicio, ayudará a generar un déficit calórico lo que provoca una pérdida de peso, pero en este caso no lo estarás llevando a cabo de forma correcta, ya que hay que recordar que se deben de consumir las calorías necesarias, sin reducirlas. De lo contrario, se podría provocar una pérdida de masa muscular, lo que en el largo plazo, genera una disminución en el metabolismo basal.

 Es importante señalar que esta alternativa no es para todo mundo, ya que primero se debe tener un buen estado de salud para ponerlo en practica. También se recomiendo llevarlo a cabo bajo la supervisión de un experto.

 Si se hace de forma correcta, es una excelente alternativa para perder grasa corporal sin necesidad de dietas extenuaste ni hipocalóricas.