DETOX: ¿cómo funciona?

Nuestro cuerpo funciona de una manera maravillosa, todos nuestros órganos tienen una función específica para que podamos desempeñarnos en nuestro día a día. Sin embargo, si no cuidamos de nuestra salud y alimentación, estos órganos empiezan a fallar o tener deficiencias.

 

Es por ello que una tendencia de últimos años es hacer planes de alimentación enfocados a desintoxicar nuestro cuerpo. Estos planes de alimentación prometen hacer una “limpieza” general de nuestros órganos y tejidos, mejorando nuestras funciones orgánicas e incluso, mejorando también las condiciones de uñas, piel y cabello.

 

Algunas de las señales que pueden ayudarnos a percibir que estamos intoxicados son: cansancio constante, insomnio, inflamación abdominal constante, mala digestión, dolores de cabeza, alergias, agotamiento, retención de líquidos, hinchazón y mala digestión.

 

Algunos factores que contribuyen a “intoxicar” nuestro organismo son el consumo de alcohol, drogas, cigarro y el consumo de alimentos procesados. Nuestro cuerpo cuenta con órganos diseñados específicamente para “desintoxicarnos” como es el hígado y los riñones; sin embargo el alto consumo de alimentos químicos y la exposición constante a ambientes contaminados dificulta que éstos funcionen a la perfección.

 

En estos casos, es siempre recomendable evitar alimentos envasados y procesados, evitar el consumo de proteínas de origen animal que no son libres de hormonas o de antibióticos, refrescos, alcohol, cigarro e incluso, alto consumo de cafeína. Para contrarrestar el efecto de éstos, se sugiere comer de forma limpia, es decir, lo más natural posible, incluyendo siempre vegetales, jugos verdes, frutas de bajo índice glicémico y cereales integrales.

 

¿QUÉ SÍ DEBO COMER PARA AYUADAR A MI CUERPO A DESINTOXICARSE?

 

Alimentos de origen vegetal, principalmente vegetales verdes crudos como espinacas, acelgas, lechugas; también es importante incluir frutas como manzana verde o pera, limones; vegetales como zanahoria y calabaza.

 

Incluir alimentos con ácidos grasos es fundamental ya que las toxinas son liposolubles y necesitan de grasa para eliminarse. Incluye siempre aceite de oliva, aguacate y semillas para ayudar a tu cuerpo a eliminar toxinas de forma natural.

 

La hidratación es de suma importancia ya que a través de la orina se eliminan toxinas, es por ello que se recomienda beber suficiente agua.

 

En cuanto a suplementación, el carbón activado también ayuda a desintoxicar el cuerpo. Las dosis dependen de cada persona.

Hay que recordar que más allá de hacer una dieta que dure algunos días, lo ideal es hacer un cambio de hábitos consistentes y que perduren a través del tiempo. Dentro de estos hábitos juega un papel fundamental la actividad física, ya que a través de la sudoración y el consumo de glucógeno, nuestro cuerpo elimina toxinas de forma natural.

 

No hay soluciones rápidas ni mágicas para sentirse y verse mejor, llevar un estilo saludable de forma permanente dará resultados en la medida que seamos constantes.