La Piel también se cuida con ejercicio

Verse bien y sentirse mejor es el resultado de la combinación de cuidados y un buen estilo de vida, pero además, el ejercitarse ayuda en gran parte a ello, pues sus resultados actúan directamente en la piel, te explicamos cómo.

 Como ya sabemos, la piel es el órgano más grande y refleja nuestro estado interior. El ejercicio fomenta la circulación sanguínea, regenera las células, mejora el sueño e incluso puede mejorar el humor al producir dopamina. Y todos estos efectos se muestran en nuestra piel, lo que hace vernos más jóvenes, frescos y felices.

 Solo hacen falta veinte minutos de cardio suave para incrementar de forma considerable el nivel de dopamina. Sin embargo, con los deportes de alta intensidad, el cerebro empieza a liberar dopamina a los pocos minutos. Esta liberación te hace estar más alerta, más centrado, mejora la concentración y hace que entrenar sea aún más divertido.

 Acelera la renovación celular.

 Las células encontradas en la piel se regeneran de manera natural cada 4 semanas aproximadamente. Por una parte, el entrenamiento intenso aumenta la producción de hormonas del crecimiento y, por otra, estimula la circulación sanguínea que ayuda a suministrar oxígeno y nutrientes a la piel. Como resultado, las células de la piel se renuevan con más frecuencia y eso te hace ver más joven.

 Este efecto se intensifica aún más si el entrenamiento es al aire libre, ya que incrementa la circulación sanguínea aún más y proporciona mayor oxigenación a la piel. Ojo, no olvidemos usar un protector solar FPS 50.

 La celulitis se origina por la acumulación de adiposidad que con el tiempo se va volviendo cada vez más dura, dificultando la circulación de la sangre en dichas áreas. Pero, cuando haces ejercicio, la circulación sanguínea se activa y los vasos capilares de la zona con celulitis crecen, permitiendo que el área se irrigue mejor.

 Elimina impurezas

 Además, el ejercicio es una de las mejores prácticas para eliminar impurezas de la piel. Y esto lo realiza con distintos métodos. Primero, reduce el nivel de cortisol, la “hormona del estrés”, que está relacionada con imperfecciones cutáneas. Y, la sudoración ayuda a remover de manera natural el exceso de grasa y suciedad en los poros (es por esta razón que se recomienda no entrenar con maquillaje y así evitar que los poros se obstruyan).

 Ayuda a combatir la flacidez y celulitis

 La flacidez se produce por la pérdida de colágeno y elastina en la piel. Puede deberse a un aumento de peso, cambios hormonales o falta de definición muscular.

El tejido conectivo tiene una función de relleno, ocupando los espacios entre otros tejidos y entre órganos, y de sostén del organismo, constituyendo el soporte material del cuerpo. La estructura del tejido conectivo está formada principalmente por fibras de colágeno y elastina. Al ejercitarnos, también nuestro tejido conectivo lo hace; ésta acción ayuda a estimular la producción de fibras de colágeno y elastina, dando como resultado una reducción de flacidez.

Dr. Javier Ruíz Ávila